Lo que Veszprém dejó

English Version available below

🇪🇸| Cuando uno de los puntos de interés turísticos de una ciudad es el pabellón del equipo es un buen síntoma de que estás en la ciudad correcta. Recién llegado y sin saber cómo cruzar las complicadas -nivel de dificultad cercano al húngaro- rotondas de la ciudad (solo con cruces subterráneos, mínimo 5 minutos para 50 metros jaja) aterricé en el pabellón para que las luces se apagaran y comenzará un increíble espectáculo para el partido de Champions.

Resultado de imagen de veszprem arena

La cantidad de horas de trabajo que lleva a nivel de imagen y publicidad que los partidos de Balonmano se conviertan en una marca atractiva, en un espectáculo. Pero no son menos horas las de trabajo -visible e invisible- las de los entrenadores para que los jugadores sepan lo que tienen que hacer durante el partido dentro de este espectáculo.

Todos somos conocedores de que en el alto nivel los detalles marcan la diferencia y los entrenadores tratan de transmitir conocimientos deportivos a los jugadores. Pero cuando eres capaz de acompañar la enseñanza siendo ejemplar en valores humanos estás transmitiendo un bien incalculable, la esencia del deporte, eso quedará siempre en los jugadores. Y en este caso he tenido la suerte de poder compartir y aprender unos días con David Davis ¡el balonmano necesita muchos entrenadores y muchas personas como tú! ¡Gracias a ti y a tu cuerpo técnico!

Es cierto que a veces el deporte no nos devuelve todo el empeño y horas de dedicación que ponemos. Aunque las ponemos con gran dedicación y pasión, pero no nos asegura nada. Una vez que pita el árbitro el inicio en el 40×20 son múltiples factores los que marcarán el resultado.

Y una de las enseñanzas que me llevo es que después de la derrota ante el Kiel del domingo pasado, la actitud de trabajo e ilusión era igual o mejor que en los días anteriores por parte de todas las personas que componen el equipo. Porque aunque el trabajo duro no aseguré nada, si quieres que el deporte te devuelva algo tienes que darlo tú primero. Y mi opinión es que al final, la balanza de lo que te da y te quita el deporte en la vida siempre se convierte justa.

¡Viszontlátásra Veszprém! Pd: Ha habido un giro de los acontecimientos y por el momento no salgo de Hungría. ¿Qué trajo Veszprém?

🇬🇧|When the Veszprém Arena is one of the tourist attraction of the city you are in the right place. Having just arrived to the city and without knowledge on how to cross the impossible roundabout of the city (minimum 5 minutes to cross roughly as difficult as the Hungarian, haha). Suddenly I am in the Sport Hall and the lights get off and start one incredible spectacle called Handball begins.

To make a show requires a lot of hours to work behind the match. But it gives handball an attractive style. At the same time, coaches work really hard, countless hours of training, scouting, analysis… only with one goal: When the referees blow the whistle the players have to know what do.

Everybody knows that in the high level the details are very important. It makes the difference and the coaches focus on transmitting sports knowledge to players. But when you, at the same time, transmit moral values to them, you have excellent merit, because you are teaching the essence of the sport. And for this, I am lucky! I had the chance to learn with David Davis and his technical staff who always have one smile during their work. Thanks you, handball needs a lot of coaches and humans like you!

Sometimes sport does not return us every hour of work what we dedicate. We put with enthusiasm and passion, but this doesn’t guarantee anything.

After the defeated against Kiel the last Saturday I could learn one lesson. On Monday the whole team (players and staff) are working just as well or even better than the previous week. Super! Because If you want that sport return you exit, first you have to put in hard work and values, no just thinking in the victory. In conclusion, sports gives and takes away you a lot of goods and bads things, but during live, finally, is balances out because it is a fair value.

Primera etapa completada. Szeged.

English version available below

🇪🇸| La primera de muchas. “El deporte tiene más capacidad que los gobiernos de derribar las barreras sociales, de unir a la gente como pocas otras cosas” (Nelson Mandela). Y es un gran resumen de mis sensaciones al haber empezado esta aventura en Szeged por el trato recibido. El deporte es acogida, el deporte es hospitalidad.

Muchas veces el idioma es una barrera social, pero el deporte, en todas sus formas tiene un lenguaje universal, y unos cadetes a los que tuve el gusto de poder entrenar un rato, me enseñaron que dentro de la cancha hay un código universal llamado “balonmano”, más sencillo que las 14 vocales del húngaro.

Y dentro de ese lenguaje ha sido un placer el poder iniciar el máster viendo cómo trabaja en primera persona uno de los mayores maestros y generador de tendencia que tiene nuestro deporte, Juan Carlos Pastor, su método analítico y cómo es capaz de transmitirlo en la pista a cada uno de sus jugadores. 9 entrenamientos y 3 partidos en los que he podido aprender de cada detalle y sobre todo un final de estancia increíble.

Había una fecha marcada en rojo, el Pick Szeged – FC Barcelona, uno de los mejores partidos que existen en el mundo del balonmano. Y en una atmósfera mágica que representa una fiel realidad de lo que el balonmano supone en la cultura húngara, Szeged hizo un enorme partido donde todas esas horas de entrenamiento y de filosofía de juego tomaban plenitud y sentido práctico en un 40 x 20.

Solo caben palabras de agradecimientos y buenos recuerdos de Szeged, tanto a Juan Carlos como a todo el cuerpo técnico, unos auténticos profesionales del balonmano, con los que tengo suerte de compartir vocación y pasión.

Gracias por haberme dejado compartir unos días con vosotros, por vuestras enseñanzas y ejemplo. Mis mejores deseos para la temporada. Ahora toca la primera mudanza, como pista, por el momento no toca cambiar de país :).

🇬🇧 First step done. Sport is more powerful than governments in breaking down social barriers. It has the power to unite people in a way that little else does (Mandela). And it is a good summary of my Szeged stage.

The sport has a universal idiom, I had the pleasure to train some cadets, and they taught to me that in the court everybody talks the same vocabulary in different code. And this it’s more easier than the hungarian.

Inside this idiom, I have been able to perform a real master, seeing how work one of the best coaches in the world, Juan Carlos Pastor. He has a really good analytical method, and after he transmits it to him players in all workouts. 9 trainings and 3 matches, and a magic final of stage. Evidently, the highlight of the stay was the match Pick Szeged – FC Barcelona, one of the best matches in the handball world. In a magic atmosphere that means the importance of handball inside the hungarian culture, I could see an incredible match where the things that I saw in training were working.

I am very thankful with Szeged, Pastor and his technical staff are very good professionals who I am lucky to share passion. Stay with you was a productive and nicely experience. Now is turn to the first move, and one clue, for the moment, I don’t change country. My best wishes to Pick Szeged for the season.

Antes de empezar. Km 0.

Nunca es fácil salir de casa y mucho menos despedirse. Por primera vez en 18 años esta temporada no estaré vinculado directamente a Balonmano Dominicos.

Casualmente, el Club y yo hemos crecido juntos desde cuando empecé a jugar en una cantera de muy pocos equipos ¡Cuántas horas de patio hacíamos! Todo ello fue posible gracias al gran esfuerzo de Paco Torres y sus 23 años de presidencia. Hoy en día somos un Club con más de 400 jugadores, que el curso que viene estará presente en 5 colegios y con un nombre a nivel nacional.

El Balonmano pasa pero las personas se quedan y el nivel humano de este Club es espectacular. Tanto por aquellos que hacen el trabajo que no se ve día a día -la Junta Directiva encabezada por Reyes- de una manera completamente altruista, como por entrenadores que ponen interés, ambición y dedicación digna de auténticos profesionales pese a que muchos lo consideran un “hobbie”. El caldo de cultivo que se ha generado y se sigue generando es muy positivo por las personas que están detrás como es el caso de David Verdugo e Iván López.

En Balonmano Dominicos es donde he podido crecer y aprender como entrenador, siempre bajo unos valores y una exigencia deportiva y por ello quiero agradecer a todos los jugadores/as que he tenido el placer y gusto de entrenar, porque de todos ellos he podido aprender algo y no solo a nivel deportivo, sino a nivel humano. Acordarme también de la generación con la que empecé hace 8 años, la del 2002, que me enamoró de esta -bendita- enfermedad: la de ser entrenador, y la pasada he tenido el placer de volverles a entrenar. También agradecer a Emilio Villaescusa su formación como técnico: “enseñar es dejar huella” y creo que Emilio tanto con sus cuerpo técnicos como con sus jugadores es un ejemplo en esto. En la misma línea quiero acordarme de Pablo Asarta, todas sus charlas y consejos, así como su visión del Club, cuestiones que también han sido determinantes para el crecimiento tanto personal como del Club.

De los tres años de Coordinador me quedo con la estructura generada y los recuerdos tan bonitos: el primer campus, las primeras charlas para entrenadores, cuando empezamos el proyecto HandFun, las tecnificaciones, el primer Torneo Solidario… Creo que se ha desarrollado un gran trabajo que ha continuado el esfuerzo encomiable e incansable de Francisco Martín para que cada día más niños practicarán nuestro deporte. Fran es un ejemplo de lo que todos los Clubes querrían tener, un valor incalculable, solo tiene un interés: el crecimiento de nuestro deporte. Por supuesto todo ayudado por el esfuerzo de muchos padres y madres que nos ponen cientos de facilidades y comodidades para que podamos desarrollar nuestro trabajo bajo el para que sus hijos puedan formarse como deportistas, pero sobre todo como personas.

También agradecer a los entrenadores y monitores con los que he podido trabajar en maratonianas jornadas: vosotros sois el secreto del gran éxito de nuestras actividades, nunca perdáis vuestras sonrisas con los niños ni vuestra forma de ser que hacen que esas largas jornadas sean días inolvidables y divertidos… Muchas gracias por haber querido aprender a cómo trabajar con niños y niñas, no dudábamos en embarcarnos en nuevas actividades y aventuras porque sabíamos que teníamos a los mejores compañeros de viaje.

Seguramente sea un hasta luego, pero sé que el Club ahora mismo está en muy buenas manos y con muchas buenas ideas. Una de las tantas y tantas cosas que me enseñó José Ángel es que si caminas solo irás más rápido, si caminas acompañado llegarás más lejos, así que bajo este principio auguro un gran futuro al Club por personas como él.

Desde la distancia tendréis un apoyo incondicional así como a nivel personal me tenéis para todo aquello que necesitéis
Un abrazo a toda la familia (directivos, jugadores, entrenadores, padres y aficionados…) y ¡Dominicos Equipo!

Carlos Langarita